Saltar al contenido

Cirugía Estética Mujer. Cirugía Estética de Mamas – Implantes Redondos y Anatómicos

31 de marzo de 2013
implantes1 9323469

cirugiademamas3-1327699

Muchas mujeres hoy en día escogen los implantes mamarios anatómicos puesto que se desarrollaron con el fin de que el polo superior de la mama no se llenase tanto y que no fuera tan convexa.

Los implantes mamarios en los que dan a la mama una forma mas natural pues su máxima proyección esta un poco por debajo del pezón. Son de gel de cohesividad alta.

Existen diferentes modelos de estos implantes mamarios anatómicos intentando adaptarse a las diferentes formas anatómicas tanto de mama como de pared torácica.

Hay algo que es inevitable: una prótesis de gel cohesivo tendrá influencia sobre la forma de la mama; por tanto, si esta forma es anatómica tendremos una mama con una forma natural, mientras que si la prótesis es redonda… pues tendremos una mama redonda.

Los resultados que se consiguen son mucho más naturales y consideramos que la posibilidad de remodelado de la mama y de corrección de pequeñas caídas es muy superior con implantes mamarios anatómicos que con los redondos.

A la hora de afrontar un aumento de mama se trata no solo de incrementar el volumen, sino que también debemos tener control sobre la forma de la mama; y si la forma que queremos es la de una mama natural, el implante mamario anatómico es el ideal.

Una mama natural debe tener una parte inferior redondeada y una parte superior rellena pero de forma suave, sin que se note donde empieza y acaba el implante y sobre todo sin el “efecto bola” en la parte superior de la mama.

La forma del implante mamario anatómico reproduce este esquema, con más volumen en el polo inferior que en el superior, por lo que para construir una mama natural es una herramienta indispensable.

Por otra parte, el implante mamario anatómico tiene el punto de máxima proyección coincidiendo con el pezón, que es donde tiene que estar. Esto no sucede con las prótesis mamarias redondas, por lo que de nuevo tenemos el “efecto bola”, ya que el punto de máxima protección se sitúa por encima del complejo areola pezón.

Además, los implantes mamarios anatómicos nos permiten gracias a su diseño, corregir algunos casos leves de caída de la mama solo con un implante. Y por supuesto; son los ideales a la hora de corregir alteraciones de la forma como por ejemplo en las mamas tuberosas, en las que se precisa un remodelado intenso de la mama.

anatomico-5610214
Implantes anatómicos